Movilidad eléctrica

En el sentido más puramente técnico la movilidad eléctrica es la capacidad de las partículas cargadas (como electrones o protones) de moverse a través de un medio en respuesta a un campo eléctrico que las atrae. Pero de lo que vamos a tratar en este artículo no es de cómo funciona la energía eléctrica sino lo relacionado con la movilidad urbana, concretamente la conducción de monopatines eléctricos y las ventajas asociadas a esta nueva forma de transporte. 

La movilidad en las ciudades es uno de los mayores desafíos de nuestro tiempo. ¿Qué pasaría si pudiéramos convertir cada uno de nuestros desplazamientos rutinarios en una forma de vida saludable, cómoda y respetuosa con el medio ambiente? Tomahawk Skateboards tiene la solución de movilidad eléctrica más compacta para la ciudad, una gama completa de skates eléctricos que se adaptan a la mayoría de las necesidades.

Consenso internacional

El transporte es uno de los sectores más contaminantes: proporciona más de una cuarta parte de las emisiones de gases de efecto invernadero, según el último estudio de la Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA). Reemplazar los vehículos de combustión por vehículos eléctricos es una de las mejores alternativas para reducir las emisiones de CO2 y combatir el cambio climático.

La investigación e implementación de tecnologías alternativas es esencial para reducir estas emisiones, y tanto las empresas como las instituciones privadas juegan un papel crucial en esta tarea. En consecuencia, cada vez hay más empresas e instituciones promoviendo proyectos en diferentes áreas, que van desde el área tecnológica hasta el área comercial, promoviendo la movilidad eléctrica como un instrumento para lograr un modo de energía de cero emisiones. 

El apoyo institucional ha desempeñado un papel clave en la promoción y el desarrollo de automóviles eléctricos. La Unión Europea ha detectado la necesidad de promover la movilidad eléctrica no solo como una herramienta para alcanzar sus objetivos en la lucha contra el cambio climático, sino también como una oportunidad para que la industria europea sea competitiva en el sector de transporte mundial.

Algunos países han tomado la iniciativa y ya han comenzado a estudiar medidas para favorecer la introducción del vehículo eléctrico. Ese es el caso de Noruega y los Países Bajos, donde planean prohibir la venta de vehículos de gasolina y diesel después de 2025. Alemania está estudiando la introducción de la misma medida a partir de 2030, y Francia y el Reino Unido, diez años después. Otra medida que se está estudiando en el Parlamento Europeo es la posibilidad de exigir por ley que el 25% de los vehículos en uso sean eléctricos después de 2025.

En Tomahawk Skateboards creemos firmemente en los vehículos eléctricos como una pieza clave dentro de nuestro compromiso para reducir los efectos del cambio climático.

Medidas antipolución

En 2020, más de 300.000 vehículos eléctricos deberían estar en uso para poder reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 80% para 2050, según un estudio reciente de la consultora Deloitte.

Algunas ciudades de España ya son pioneras en la promoción de medidas anticontaminación y también fomentan el uso de movilidad eléctrica. Este es el caso de Madrid y Barcelona, que tienen un sistema de restricciones de acceso, circulación y aparcamiento cuando los niveles de contaminación son altos, que van desde limitar la velocidad hasta prohibir los automóviles de combustión de combustible dentro de la ciudad, así como habilitar carriles especiales para bicicletas y otros métodos de transporte no contaminantes. 

Energías renovables para contribuir al objetivo de cero emisiones

Un vehículo que funciona con baterías no contamina mientras circula, pero la electricidad consumida durante su fabricación y relacionada con los materiales utilizados puede ser fuente de contaminación. La buena noticia es que el impacto en el medio ambiente disminuirá progresivamente. Según la legislación europea, para 2020 al menos el 40% de la producción de electricidad procederá de fuentes de energía renovables.

Skates eléctricos: Vehículos más baratos y más eficientes

En los últimos 20 años, el transporte eléctrico ha experimentado un desarrollo tecnológico significativo que no solo ha reducido su costo, sino que también lo ha hecho más eficiente. Los modelos de skates actuales que ofrecemos pueden viajar según modelo y condiciones entre 15 km y 40 km de forma autónoma sin necesidad de recarga, lo que lo hace más que suficiente para las necesidades de transporte urbano diario de cualquier persona.

Este desarrollo se ha producido no solo por la innovación en baterías, sino también por las mejoras en el diseño, el sistema de recarga al frenar, una mejor optimización de placa y mandos, los modos de conducción “Eco” y los sistemas de eficiencia energética que ayudan al conductor a reducir el consumo.

Al igual que una tabla de skate normal, podemos recorrer la ciudad propulsándonos gracias a los motores eléctricos. Da igual las cuestas, gracias al mando y los frenos podemos controlar perfectamente descensos y subir pendientes de hasta el 30% de inclinación. Llegar hasta la puerta de donde nos dirijamos y despreocuparse por completo del coche o moto es algo que no tiene precio. Si además de movernos con agilidad estamos favoreciendo el impacto medioambiental y tenemos autonomía para no tener que depender del transporte público la solución es redonda.

Los dos motores dentro de las ruedas del skateboard de tamaño normal lo aceleran a velocidades de hasta 40 km/h. Si queremos una conducción más tranquila podemos regular con el mando como si fuera un mando de la Wii. Con una autonomía mínima de 15 km que se puede extender hasta más del doble gracias a las baterías de última generación que incorporamos en algunos modelos de Tomahawk Skateboards, los monopatines eléctricos que ofrecemos están diseñados y construidos para durar, incluso con un uso diario. Como solución de última milla o compañero de viaje más allá de la ciudad, Tomahawk Skateboards cambia la forma en que pensamos sobre la movilidad urbana. Al ser compacto y liviano, el skate se puede llevar en la mano una vez llegado a nuestro destino, evitando los problemas asociados con bicicletas o scooters. Al contrario de lo que piensa mucha gente que no ha montado en skate en su vida, rodar en un monopatín eléctrico es algo intuitivo que se aprende muy rápidamente, de forma similar a la primera vez que usamos un e-scooter.

Si está pensando en comprar o ya posee un monopatín o un scooter eléctrico y quiere probar una experiencia diferente, bien con los modelos de longboard off-road o tablas cortas, Tomahawk Skateboards puede ofrecerle a través de nuestra red autorizada de minoristas y en la tienda online una gama incomparable de productos y accesorios para facilitarle la vida, una forma de transporte más cómoda, más independiente, y sobre todo, no contaminante. Nuestra filosofía de aportar tranquilidad y seguridad en todo momento pone a nuestros clientes como nuestro primer objetivo ayudado siempre con el mejor soporte directo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.